Muchas veces, cuando comenzamos proyectos, sobre todo los que ya venimos con algunos trotes encima, sabemos que todo arranca con mucho entusiasmo y mucha energía. También aprendemos que el éxito llega a quienes tienen un compromiso inquebrantable hasta el final.

Con el paso del tiempo, aprendimos que encontrar socios con la misma visión sostenida en el tiempo, con el mismo espíritu y, sobre todo, con los mismos valores, es una tarea compleja.

Otro aprendizaje que nos dieron los años, fue que “Todo sucede de a poco, hasta que todo sucede de repente”. Por separado, Pablo y yo venimos martillando el clavito de la pesca con mosca hace no menos de 30 años cada uno. Bueno… Pablo un poco más, ¡por cuestiones obvias! ;) 

En todo momento hemos sido consecuentes con nuestro propósito y somos fieles a nuestro mantra de “primero dar para recibir” y tenemos muy claro que no queremos hacerle nada a nadie que no nos gustaría que nos hagan a nosotros. Así, el tiempo, el Karma y el trabajo incansable, nos trajeron hasta este punto.

Un punto donde el programa, y sus derivados, están creciendo día a día a un ritmo que refleja los años de esfuerzo y empeño que hemos puesto en esto. El equipo ha ido creciendo, rodeándonos de gente alucinante que le ha aportado un valor invaluable al ecosistema Aguas Arriba.

A raíz de esta confluencia espectacular, la sociedad entre Pablo y yo cada día toma más fuerza, y este Martín Pescador refleja esta fusión que generamos a lo largo de los más de seis años de trabajo en conjunto.

El Martin Pescador representa la historia de un programa que está hace más de 14 años ininterrumpidos al aire. También representa el aprendizaje, la trayectoria, la inclusión, el espíritu incansable y el propósito de divulgar esta forma de vida a la mayor cantidad de rincones del mundo posibles. Queremos que todos puedan pescar con mosca. Pero este Martin Pescador, sobre todo, representa la forma de cómo nos tiramos de cabeza a los nuevos desafíos.

Y acá estamos, una vez más, saltando al vacío… pero con el firme propósito de unir Latinoamérica con la pesca con mosca, ese es nuestro ADN. Y también con el espíritu de sumar cada vez más amigos a esta TRIBU alucinante que crece día a día y se fortalece con el mismo propósito de vida. 

Feliz vuelo al Martín Pescador y a todos nosotros, amantes de este modo de vida.

Francisco Mariani.

Co-Fundador de Aguas Arriba. 

Compartir